Skip to main content

Bike powered nowmad looking for what has not been lost to him while contribute with his work and ideas wherever he is.

lowfill.org

twitter.com/lowfill

github.com/lowfill

del.icio.us/lowfill

flickr.com/photos/lowfill

last.fm/user/lowfill

www.linkedin.com/in/dramirezaragon/

 
 

Elisa Mújica, el recuerdo que no fue | ELESPECTADOR.COM

Novelista, ensayista, cuentista y columnista de los periódicos más importantes del país, intelectual comprometida con la denuncia social a través de su narrativa y, especialmente, con la reivindicación de la mujer en la sociedad colombiana. Así se puede resumir la vida de Elisa Mújica, una de las voces más influyentes y transcendentales de la literatura nacional del siglo XX, y de quien el pasado 21 de enero se conmemoró el primer centenario de su natalicio.
 
 

River basins of Colombia in rainbow colours (high resolution digital print) map print, wall art, poster map, home decor, wall decor, gift

map print, wall art map, map poster, travel print, home decor, wall decor, printable, river map, wall art, poster, gift, art print, geography, hydrography, Colombia ----------------------------------------------- High resolution map of all the streams and rivers of Colombia in beautiful rainbow colours, divided into catchment areas. The perfect gift for anyone who loves maps, geography or nature. Great decoration in the geography classroom or in the nursery / kindergarten. Youll receive a digital, ultra-high resolution 9933 x 14043 pixel PNG image, perfect for printing on canvases. It can be printed up to 33.1 x 46.8 inches, 300 dpi.
 
Conoce los seguros comunitarios que tenemos para ti y tus amigos
 

Gamboa/Morro - Igrapiuna

7 min read

Estado de Brasil: Bahía
Tiempo pedaleado: 06:47:18
Kilómetros recorridos: 83.17
Tiempo total pedaleado: 353:13
Kilómetros total recorridos: 3884.46

4363095390_bd920eb802.jpg

Me levanté casi a las cinco, me bañe y me puse a desmontar el campamento paso a paso (hace raaato que no hacia esto), primero sacar a Ludmilla de su compartimento, luego sacar las maletas, limpiar un poco la sobre carpa de polvo y bichos, limpiar el interior de la carpa para sacar un poco la arena, quitar estacas, doblar los tubos, doblar y organizar todo.

Desayunar, empujar la bicicleta hasta el puerto, y ¡nos juimos!

Unas personas empezaron a alegar por que el barco estaba tardando en salir y el capitán respondió que las personas de Morro (el barco pasa por allá primero) no tienen privilegios, que el barco tiene su horario de salida en Gamboa y que si tenía mucho afán que se fuera nadando (esto último no lo dijo pero lo dio a entender). Entonces un abuelo empezó a hablar con otro pasajero sobre como a veces se arman problemas grandes por nimiedades, luego criticó el sistema de transporte Valença-Gamboa-Morro, luego habló de la simplicidad y de dejar las apariencias a un lado, habló de barcos, de quillas, de pescas a mar abierto de peces que pesaban 800Kg.

Y escuchando toda esa charla se me pasó el viaje, cuando menos me di cuenta y ya habíamos llegado al puerto, bajamos a Ludmilla y cuando me fijé bien estaba en 'otro terminal', que claro queda en la 'municipalidad' de Valença, pero que en realidad queda a 20km del centro de la ciudad, que fue desde dónde cogí el barco el otro día. Pero nada, el barco igual no iba más allá, así que a pedalear se dijo.

Cuarenta y cinco minutos después estaba en el centro de Valença buscando la salida hacia Ituberá, en Ituberá me dijeron hay una cascada muy bonita que vale la pena ir a ver. Esperaba llegar allá antes de almuerzo para luego continuar hasta Camamu, pero el calor endemoniado me hizo parar antes para abastecerme de líquido y algunos sólidos.

Luego de tomarme un litro de fresco de açai con guaraná salí de nuevo a pedalear y ¿Qué pasa luego de un par de kilómetros? empieza a caer un palo de agua, una lluvia de verano que llaman los lugareños, me puse el impermeable y seguí adelante, cuando llegué al próximo pueblo vi que estaba empapado todo, las piernas por la lluvia, el pecho y la espalda por el sudor. Guardé el impermeable y seguí, ya estaba a mitad de camino.

Andar por las carreteras de Bahía, estas de esta zona por lo menos, me recuerdan las de Colombia, muchas curvas y sobre todo mucho verde, cuando no están pasando carros se pueden escuchar a los bichos y a los pájaros decirse cosas en lenguas que no entendemos.

Finalmente llegué a Ituberá, había decidido quedarme aquí, así que iba ir a bañarme en la cascada y luego volvería para buscar un sitio dónde descansar. Pedí indicaciones y continúe. La cascada queda a 6km adelante del pueblo entrando por una destapada.

Entre por el camino, la tierra estaba húmeda y a pesar del peso de Ludmilla se andaba bien. A mitad del camino descubrí que el parque estaba patrocinado por Michelín como una acción de RSE y un par de metros más adelante...

Pssssss, me pinché. Técnicamente el primer pinchazo de todo el viaje (en Sao Luis lo que había pasado era que había puesto la manguera inadecuada para la llanta).

Seguí un par de metros hasta encontrar un claro, desmonté las maletas, saqué la manguera de la llanta encontré el hueco, puse el parche y cuando estaba montando todo de nuevo, pasó un camión. El señor me ofreció su compresor para inflar la llanta, oferta que no reusé, empezamos a echar aire... ya señor, paf! explotó la manguera.

4363098606_275943111c.jpg

Ahora no había caso había que desmontar todo y cambiar la manguera. Cuando estaba en esas descubrí que era lo que había pasado: (irónicamente) mi llanta Michelín, se había vencido en uno de sus bordes, cuando el señor echó el aire el aro empezó a hacer presión sobre la manguera hasta que la reventó. Esa fue la razón de la pinchada, esa fue la razón de la explosión.

4362356779_5a22d3d903.jpg

Mi primera llanta damnificada, justo hoy que pensaba que ojalá todo el equipo me durara todo el viaje. Le faltó poco eso si.

Sacar mi llanta doblable de emergencias, montar todo de nuevo, inflar la llanta hasta dónde pude( no sé que pasa con mi bomba de aire infla la llanta hasta un punto y de ahí para adelante es como si no entrar más el aire) y cuando me monté de nuevo no completaba el pedalazo. Y cuando voy a verificar: un diente e la cadena se había roto. Grrrrr.

4362355349_26eb13c055.jpg

Respirar profundo, empujar la bicicleta lo que quedaba de camino, dejarla en el parqueadero ir a bañarme en la cascada para, por un lado justificar la ida, por otro lado relajarme un poco y luego volver a dármelas de mecánico.

4362354571_22e4c45f3b.jpg

Menos mal el 'Bacan', el doctor de Ludmilla en Bogotá, me había dado un par de eslabones de cadena 'por si acaso', quité el que se había roto, lo cambié por uno de los de repuesto y ¡eureka! quedó todo bien. Luego aprovechando el desorden y que en los próximos días espero pedalear por la playa cambié las llantas de la bicicleta, va a ser un poco más duro pedalear en el asfalto, pero bueno.

Otra vez no pude inflar del todo las llantas, pero igual ya estaba muy tarde, me fui así, despacito hasta salir de nuevo a la carretera y luego de ahí seguí hasta el próximo pueblo: Igrapiúna. Ni siquiera lo había notado en el mapa. Busqué un lugar para inflar las llantas y luego dónde dormir y dónde comer.

Nuevamente al llegar a la posada y tocar cama quedé descerebrado. Me nos mal como Camamu no queda a mas de 20km de acá mañana puedo hacer roña.

4363100000_5cf57e93f6.jpg

 

Recife

2 min read

Joao y su familia me acogieron como um miembro mas e hicieron que mi estadía por estas tierras fuera tránquila y relajada.

4219560194_7b0e5172e5.jpg

Al siguiente día de llegar los acompañe al cumpleaños de la Tía Gil, la familia había organizado una fiesta sorpresa en su honor, cumplió 60 años el 26 de diciembre. La fiesta fue poco diferente de lo usual pues ellos son Bautistas, así que no hubo mucha música bailable ni trago, pero si mucha emotividad. Los hijos y sobrinos de la Tía Gil le prepararon un video con mensajes de varios amigos y familiares, cantaron y oraron en su honor. Nunca había asistido a un cumpleaños así, me conmovió.

4219560634_1771f7f77b.jpg

El 24 pasar el día haciendo las llamadas de rigor, hacer un remedo de natilla (nunca había hecho natilla sin usar la receta que viene lista) y alistarse para la celebración del 24. Fuimos con Joao a la casa de unos parientes por el lado de su Papá.

4219590780_84ed5fd665.jpg

Al otro día nos levantamos temprano para ir por la bicicleta de Joao a la oficina y luego salir a dar una vuelta por Recife con algunos miembros del Pedal Clube. Recorrimos todo el centro de Recife, y aunque contento con el paseo constaté que 'las ciudades se conocen caminando', almorzamos y fuí a tomar una siesta como a las tres de la tarde y dormi casi hasta las diez. Comencé a leer uno de los libros de Valdo y luego de un rato volví a dormir.

4219624554_f55b9aa394.jpg

Ir a la celebración real del cumpleaños de la Tía Gil, dar otra vuelta con el Pedal Clube por Recife, paseo por Olinda con Joao y Joaozito e ir por los regalos que me hizo mi Mamá de navidad: una caramañola térmica y un sillin nuevo para la bicicleta (el que estaba usando había sufrido un accidente en Colombia y aunque me trajo hasta acá ya estaba empezando a molestar).

4219635842_698fdcd64b.jpg

Así trascurrieron mis días en Recife, muchas gracias a Joao por las atenciones, ya nos veremos en otra ocasión.

4255817993_1b3a4d7834.jpg

 

Aracatí - Mossoró

2 min read

Estado de Brasil: Ceará
Tiempo pedaleado: 07:32:10
Kilómetros recorridos: 88.16
Tiempo total pedaleado: 172:30
Kilómetros total recorridos: 1988.06

Cuando escribo esto (2009.11.18) ya no tengo recuerdos precisos de ese tramo del viaje. Creo que lo más importante de remarcar de esta etapa fué haberme encontrado con Sekiji, otro cicloturista, que esta ya en las etapas finales de su viaje por las Americas (desde Alaska, dándo toda la vuelta y terminando en Colombia).

Me gustó mucho hablar con el, que me diera algunos tips sobre la carretera y los lugares y sobre todo que me diera ánimo para continuar, encontrase con otro loco te justifica, ¿no?

Luego del encuentro con Sekiji, una par de kilometros más y me encontré con Djanilson, un conocido de Valdo que me estaba esperando hace bastánte tiempo.

Me vino a recoger cuando me faltaban 20km, pero yo le dije que ya estaba cerca, que yo lo llamaba cuando llegar a la ciudad. Nos encontramos, me llevo a su casa, charlamos, luego conocí a su familia y paseamos por el centro de Mossoró.

En Mossoró, abusaré de la hospitalidad de Djanilson, para que me guarde la bicicleta mientras hago una teletransportación a Buenos Aires para extender un poco mi permiso de estadía acá en Brasil y asistir a un par de eventos geek.

 

Canto de Atins - Atins

3 min read

Estado de Brasil: Maranhao
Tiempo pedaleado (empujado): 02:42:00
Kilómetros recorridos: 6.75
Tiempo total pedaleado: 93:06
Kilómetros total recorridos: 1057,41

Por la mañana salimos con Paula y Marcos en busca de la "Lagoa do Mario" detrás de las dunas cerca de Ponta do Mangle, caminamos un buen rato por las dunas, hasta que preguntando y preguntando llegamos a la laguna. Como todos estos pueblos insertados entre las dunas esta laguna es un oasis al que uno siempre estará dispuesto a llegar, agua fresca y dulce para bañarse y paisaje simple pero hermoso.


Ahí en la laguna nos encontramos con dos turistas más, estos de Fortaleza, con los que charlé un rato (Nota mental: tengo que quitarme esta muletilla, por que por acá 'rato' es ratón y siempre termino diciendo otra cosa), curiosamente van a ir para Colombia en Diciembre, así que estuvimos hablando de posibles rutas por el país, me dieron su dirección en Fortaleza, así que es probable que ya tenga lugar para quedarme allá.

Luego volvimos a la posada, almorzamos, yo un poco de afán pues eran la una y el barco hacia Caburé salia a las 3:00pm.

El almuerzo estuvo rico, pa' que. Camarones, pescada frita con (adivinen) frijoles, farinha y arroz; pero como sali de afán cuando llegué, tarde, a Atins me dió un dolor de estomago así de esos que lo mandan directo pa'l baño.

Menos mal llegué a la Posada da Rita, ahí me dejaron armar la carpa y pude bañarme ir al baño y descansar. Ahí uno de los hermanos de la dueña de la posada me llevó a donde una vecina que tiene un huerto de hiervas medicinales para hacerme un té de Boldo. Esta feo como el solo, pero me ayudó bastante, cuando llegué a la posada pude comer un poco de las pizzas que estaban haciendo y concreté con el señor (Paulo) que al otro día si iban a pescar al rio me pasaban a la otra orilla.

Así que otra vez como en los otros días de las Lençois todo lo planeado no salió como lo planeado.

 

Santo Amaro - Quemada Dos Britos

2 min read

Me levanté temprano para arreglar todas las cosas de la bicicleta y estar puntual en la posada de los Franceses (eran Franceses), pero antes habia que ir pa a la plaza del pueblo por el desayuno: Jugo de Bacurí y tapioca!.

La Toyota llegó a las 8.30, montamos la bicicleta y nos acomodamos. El viaje hasta la Quemada no es muy largo (en Toyota) pero es muy bonito, las dunas gigantescas y las lagoas le transmiten a uno esa sensación de que uno es tan pequeño ante la inmensidad de la naturaleza. Un par de paradas para las fotos de rigor y los baños en las lagunas.



Un buen almuerzo maranhense: gallina caipira, arroz, fríjoles, pasta y ensalada y la siesta de rigor post almuerzo.

Con los franceses, la familia Barthouil, hablamos poco debido a las barreras del lenguaje, aunque dos de ellos hablaban portugues (una de las muchachas y el novio que estaban trabajando en Brasilia por un año y pico) y el Papá hablaba español (pues viven cerca de España y además tienen una nuera de Cáli) como la mayoria hablaba frances se terminaba hablando francés. En todo caso ahí pudimos hablar un poco y a la final intercambiar direcciones de contacto. Fué muy afortunado encontrarme con ellos pues si no todavía estaría esperando en Santo Amaro para salir hacia la Quemada, muchas gracias a ellos por todo, no solo por la 'Carona', sino por la comida, ellos pagaron todo. Ojalá un día se animen a ir a Colombia y puedan conocer todas las cosas buenas que nosotros también tenemos para mostrar.




Ya mañana habré de enfrentarme a las dunas. Ya veremos como me va.